Entrevista a Rodolfo Gioscia nuestro Gerente General

Compartimos con ustedes entrevista realizada por El suplemento buscojobs del Diario El OBSERVADOR  a Rodolfo Gioscia, Gerente General de Manos del Uruguay: 

rodolfofoto1logo busco

MANOS DEL URUGUAY … INNOVANDO Y MANTENIENDO LA ESENCIA 

Es una de las marcas locales que mejor nos representa en el exterior. El gerente general de la empresa, Rodolfo Gioscia, nos habla de la esencia de una organización que trasciende la calidad de sus tejidos.

Con 47 años dentro del mercado, Manos del Uruguay se ha consolidado como una marca que representa a Uruguay en el mundo. Rodolfo Gioscia, gerente general de la empresa, nos habla de sus pilares y principales desafíos de una marca que apuesta a seguir creciendo e innovando.

Manos del Uruguay logró ser exitosa siendo una Organización sin fines de lucro ¿Cómo se compatibilizan ambas cosas?

Para entender eso es importante la génesis de Manos del Uruguay. Un grupo de mujeres en los años 60, entienden que en el interior no había oportunidad de desarrollo. Incluso desde el punto de vista social no estaba bien visto que la mujer trabajara, el hombre era el que iba a trabajar y la mujer se quedaba en la casa. Quienes fundaron Manos notaron que había grupos de mujeres disponibles que querían trabajar, pero no tenían en qué. Empezaron a ver que, dentro del medio rural, la lana y el tejer eran un hecho familiar, entonces formaron grupos, conseguían la materia prima (la lana) y después trataban de vender lo que hacían.

Manos del Uruguay fue creada como cooperativas, en distintos lugares, hasta que decidieron hacer una central de servicios que coordinara las actividades. Por un lado hay un involucramiento en el aspecto económico de la familia, porque la mujer empezaba a llevar plata al hogar, con lo que su status social cambiaba. Por otro lado, adquiría la capacidad de organizarse y hacer cosas más allá de la gestión económica, el dirigir un emprendimiento particular. De hecho hoy la comisión directiva está formada por artesanas; yo como gerente general respondo a ellas.

Para que el alcance del proyecto fuera más importante, hubo que abrirse al mercado. Entonces, cuando se dice que es una organización sin fines de lucro, implica que no tiene un dueño, es de las artesanas y como muchas veces digo… Manos es de todos los uruguayos. No hay dividendos, cuando los resultados son positivos, se reinvierte en la organización para seguir compitiendo.

Si hay ferias donde las señoras tejen y venden buzos, la percepción es que forman parte de un grupo sin fines de lucro. Si por el otro lado tenés una organización que tiene un local en el shopping, la percepción es que gana mucha plata.

La diferencia es que, quien vende en la feria va a hacer mucho menos y el valor agregado y el precio va a ser menor. De la otra manera, estamos logrando llegar, por ejemplo, a los turistas, que quieren comprar cosas de calidad. Manos se especializa en productos y servicios de calidad superior, no puede competir en precios porque tiene mucha mano de obra y la materia prima es muy cara porque trabajamos fundamentalmente con fibras naturales.

En cuanto a la exportación, compran porque Manos hace productos muy buenos, le vende a Ralph Lauren, Marc Jacobs, le ha vendido a Chanel, a muchas marcas. Pero además está vendiendo, sobre todo los productos telares, en Europa con la marca Manos del Uruguay, lo que es muy importante porque no estás tan condicionado a lo que quieran hacer las otras marcas y la gente te conoce a ti directamente.

El éxito es según como lo mires; si lo ves desde el punto de vista de la rentabilidad, Manos es una organización que sobrevive… es sustentable, pero tiene costos altísimos. La materia prima se centraliza en el local de Montevideo, igual que el diseño, después se manda, por ejemplo, a una cooperativa de Fraile Muerto para que se tiña el hilado, luego vuelve a Montevideo y se manda a Sarandí para que se teja, entonces el costo logístico es muy alto. ¿Por qué no se trabaja con un grupo solamente en Montevideo? Porque Manos quiere llevar el trabajo al interior, tiene que ver con la inclusión. Si tú llevás el trabajo a donde está la mujer, esa persona está en su entorno, sus hijos están con la familia, con los vecinos. Existe una cuestión de calidad de vida muy importante que se genera a partir de este proyecto.

Además se intenta rescatar los oficios artesanales y la identidad uruguaya, se hacen productos con guampa, con madera, se trabaja con casi 200 artesanos independientes para las artesanías no textiles que hay en los locales. Entonces claro, estás en un local en el Shopping y crees que es un negocio super próspero y es un negocio sustentable, que permite mantener el funcionamiento.

Dentro de los objetivos está el dignificar la artesanía de calidad.

La percepción de la gente, en todo el mundo, es que la artesanía no es un trabajo desarrollado. Si querés jerarquizar la artesanía como un modo de vida, como un oficio, tenés que apuntar a la calidad, de lo contrario estás tirando abajo la artesanía, la estás transforman-do en una alternativa. Tenés que apuntar a dignificar su oficio, entonces no es una cosita hecha “así no más”, es un trabajo en serio, es un producto muy valioso que hiciste con tus manos, eso es el valor de lo artesanal.

Dentro de esta preocupación por la calidad hay un trabajo de capacitación

Ahora la comisión directiva está lanzando un proyecto de capacitación en telar en el interior. Se arman talleres de uno o dos meses, hay que enseñar y entrenar porque muchos oficios artesanales se están perdiendo, no hay tantas tejedoras como había en otras épocas. Hay una realidad y es que existen otras alternativas de trabajo que no había en 1970. El interior ya no está tan aislado como antes gracias a las comunicaciones y oportunidades que se han dado, pero sumado a eso hay un tema cultural que las abuelas sabían tejer, las madres sabían tejer y ahora esas señoras quizás no están y las que están no saben.

Desde 2009 Manos es miembro de la Organización Mundial de Comercio Justo, ¿qué implica esto?

Es una red que promueve organizaciones de este estilo. Últimamente se empieza a hablar de la importancia de la responsabilidad social empresarial, por suerte es algo que en todo el mundo va creciendo, aunque para algunos es solo una herramienta de marketing. Manos es responsabilidad social empresarial, no incorpora prácticas, sino que está en el ADN, es su esencia. Lo que tiene de bueno pertenecer a esta red, es que hacen evaluaciones, verifican que se cumplan los pasos y para Manos no ha sido complicado, porque esto es así desde hace muchísimos años. La evolución que ha tenido Manos ha sido en la estrategia comercial, pero no en la misión institucional; la organización pasó de orientarse de la producción al mercado.

¿Cuál es el gran desafío en el futuro de Manos del Uruguay?

Te diría que dos; uno es la sustentabilidad en todos los sentidos. Estamos en un entorno muy desfavorable para exportar, con costos de producción muy elevados, con lo cual el precio de los productos de Manos en el exterior es elevado.

 Para lograr ser sustentables el mercado internacional colabora con el local, porque también recibimos muchos turistas y son muy importantes para Manos. A nivel local se están desarrollando productos diferentes, tratando de llegar con calidad a la mujer uruguaya más joven. El otro desafío es insistir en la capacitación de la mujer rural; es un desafío por la actual pérdida de los oficios. Esto sucede porque no se los lleva a un mercado; si así fuera habría gente que los querría desarrollar, pero con calidad y para eso hay que aprovechar a los que saben.

Para ti como gerente, con una comisión directiva a la que responder, cuál fue y cuál es actualmente tu gran desafío

Tuve mucha suerte porque me encontré con una Comisión Directiva que me apoyó siempre. Para llevar adelante cualquier organización tenés que tener apoyo de la dirección para que te permitan hacer y a veces eso implica desafiar lo que se venía haciendo y proponer cosas distintas. Yo siento a Manos como una parte de mí, un proyecto personal, trabajo acá y me gusta porque comparto los valores que tiene la organización. El desafío es tener siempre ideas nuevas, buscar la manera de lograr los objetivos, manteniendo siempre los valores y la esencia intocables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s